7 sencillos pasos para conseguir perdonar

portada perdonar hombre atardecer

Numerosos estudios científicos relacionan las emociones con las enfermedades, apuntan a que lo que sentimos como emoción sostenida en el tiempo, se manifiesta físicamente. Existe una conexión entre la mente y el cuerpo que puede sanarte o enfermarte.

Perdonar, implica cambiar nuestra respuesta destructiva, por una actitud constructiva que nos beneficia en primer lugar a nosotros y luego a nuestro entorno. Esta actitud, no implica negar, ni olvidar lo sucedido, sino ser capaz de entender, analizar y aprender de lo sucedido, haciéndonos responsables de nuestra participación, en los resultados obtenidos.

 

Teniendo en cuenta que “el perdón no es una emoción, sino una decisión”, a continuación te relaciono los:

“7 pasos que puedes dar, si quieres sentirte mejor, decidiendo perdonar”

1- Haz una lista de aquella/s persona/s que piensas: “no puedo perdonar”

2- Identifica y escribe  en cada caso ¿qué es lo que no Perdonas?

3- Si tuvieras que definir con una palabra tu situación actual con respecto a cada una de las personas de tu lista ¿cuál sería? (escríbelo)

4- ¿En qué medida o de qué forma contribuiste Tú, cuál es tu parte de responsabilidad? 

5- Escribe qué aprendiste de cada situación

6- Te propongo que, cada vez que venga a tu mente el recuerdo de esa persona o situación ofensiva, sustituyas ese pensamiento por otro, utilizando “el poder de las palabras”, diciendo: “Por mi propia felicidad, calma y libertad, te perdono” Repítelo, sintiendo verdaderamente el significado de la frase, las veces que necesites hasta que sientas una emoción positivamente adecuada para ti.

7- Perdonar es un estado mental, decide firmemente:

“OLVIDAR, LO QUE NO HACE FALTA RECORDAR”

olvidar-cuerdas

“Las consecuencias negativas de no perdonar”

El no perdonar sólo te hiere a ti

• Los conflictos no resueltos del pasado por falta de perdón, son fuertes ataduras que no te dejan avanzar hacia tus sueños

• Nos guste o no, permanecemos emocionalmente ligados a la persona que no perdonamos

• Le damos poder sobre nosotros, a la persona que nos ofendió

• Cada vez que recordando, traemos a nuestro presente  a la persona o circunstancia que no perdonamos,  ésta se manifiesta en nosotros con todo el contenido emocional negativo del momento en que sucedió

• Afecta perjudicialmente a tu salud

• No perdonar te lleva a conclusiones equivocadas, que perjudican tu bienestar, por ejemplo:

– Si perdono, demuestro debilidad

– La culpa es suya, yo no tengo ninguna responsabilidad

– Soy la víctima

–  Me vengaré

– y un largo etc. que aumenta nuestra ira o dolor.

beneficios-perdonar-lilas-corazon

“Beneficios que te aporta el perdonar”

• Nos ayuda a recuperar la  confianza, en el poder que tenemos sobre nuestra propia vida.

• Nos libera de una carga emocional negativa

• El perdón libera energía vital que podremos utilizar para conseguir nuestros objetivos

• Te libera realmente del control emocional de la persona que te ofendió

• Perdonando disminuimos nuestro stress, ansiedad, depresión y hostilidad; es lo que afirma, Frederic Luskin, investigador de la Universidad de Stanford (EE.UU)

• El Doctor Martin Seligman, ha descubierto que especialmente la salud cardiovascular es mejor en las personas que perdonan.

• Perdonando mejoran nuestras relaciones interpersonales

• La aceptación y el reconocimiento de que el otro, se puede equivocar, como  a veces lo hacemos nosotros mismos

debiles perdonar flor blanca

“AUTOCOACHING”

 

Pregúntate lo siguiente:

 

• ¿Realmente quiero estar ligada emocionalmente desde la ira y el rencor, a esa persona que me ofendió?

• ¿En qué me beneficiaría hoy para alcanzar mis metas y objetivos, poder recuperar la energía bloqueada?

• ¿Es importante para mí la libertad emocional?

• ¿En qué me beneficiaría, dejar de ser la víctima emocional de mi ofensor?

• ¿Y si probara empezando por aceptar aquello que ya pasó y no puedo cambiar?

• ¿Qué enseñanza podría agradecerle a esa persona?

• ¿Cuánto me importa mi bienestar?

• ¿Qué creencia me está impidiendo perdonar?

• ¿Tiene vigencia en mi vida, esa creencia hoy?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *