¿Qué es la procrastinación?

LA PROCRASTINACIÓN,  es la tendencia habitual que tienen algunas personas a la postergación, a retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras acciones más irrelevantes o más agradables circunstancialmente.

Si esto lo hacemos puntualmente, es fácil de corregir ya que inmediatamente que nos damos cuenta rectificamos, pero cuando se convierte en un hábito, es decir, lo hacemos siempre o la mayoría de las veces de forma automática, nos crea ansiedad y stress continuo.

Cuando procrastinamos (posponemos de forma habitual) situaciones cotidianas, como por ejemplo: ir al banco, ir al dentista, ordenar un armario, etc., tenemos la sensación de que no organizamos bien nuestro tiempo o bien que nos falta tiempo para todo lo que tenemos que hacer. El resultado es que nos invade una sensación de caos.

Cuando procrastinamos (posponemos de forma habitual) situaciones que están directamente relacionadas con nuestro compromiso de bienestar personal, como por ejemplo: ir al gimnasio, empezar una dieta, resolver o aclarar algún problema familiar, etc., el resultado es que nos sentimos culpables, insatisfechos personalmente y enfadados con nosotros mismos.

Cuando procrastinamos (posponemos de forma habitual) situaciones en las que estábamos comprometidos con los demás, como por ejemplo: no acudo a reuniones ya acordadas con amigos, familiares o compañeros de trabajo, desatendiendo compromisos adquiridos, el resultado es que perdemos parte del respeto y la confianza de nuestro entorno.

“Desesperación, stress, ansiedad, sentimiento de culpa, sensación de estancamiento, baja autoestima (no valgo), desorganización, frustración,  descontento y  sensación de improductividad son algunas de las consecuencias que sufrimos cuando postergamos acciones”.

Detrás de la Procrastinación hay razones que tienen mucho que ver con nuestros miedos y la auto exigencia perfeccionista.

Te propongo que contestes sinceramente a estas preguntas:

“Habitualmente”

1. ¿Dejas para último momento tareas que tienes que hacer porque nunca tienes ganas de hacerlo?

2. ¿Vas posponiendo tareas y al final terminas trabajando bajo presión?

3. ¿Te inventas excusas justificando que no pasa nada, si no sigues tu plan?

4. ¿Adoptas conductas evasivas frente a algunos temas pendientes de resolver?

5. ¿Eliges ayudar o colaborar, para que otras personas alcancen sus objetivos y pospones siempre, hacer algo para alcanzar los tuyos?

6. ¿Planificas tu día y al final, te das cuenta que no has hecho nada de lo planificado, y has ocupado tu tiempo en cosas irrelevantes?

7. ¿Utilizas habitualmente alguna de estas excusas?:

– No me gusta hacerlo
– No sé cómo hacerlo
– Ahora no tengo tiempo, ya lo haré
– No estoy segura si quiero hacerlo
– Necesito un poco más de tiempo para pensarlo mejor y organizarlo
– Dudo que pueda hacerlo bien
– Ahora no tengo ánimo para hacerlo
– Estoy segura que puedo hacerlo más tarde, no hace falta que lo haga ahora

7 pasos fáciles para dejar de “procrastinar”

En mi opinión los pasos anteriores si los practicas, te ayudarán a romper el hábito de posponer, romper hábitos no es fácil pero si adquieres el compromiso contigo misma de dar un giro a tu situación actual y empezar a sentirte mejor, (simplemente porque te lo mereces), es muy posible que tu entorno también reaccione de forma favorable a tu nueva actitud. Pero recuerda que el conocimiento sin acción “no te servirá” para conseguir el cambio emocional que tanto anhelas.

Mis preguntas:

¿Qué miedo oculta tu Procrastinación?

¿Cómo te ves dentro de 1año si sigues procrastinando, y dentro de 2 años y dentro de 5 años?

¿Cómo crees que te verán los demás?

¿Cómo te sentirás?

Y por último,

“Visualiza cómo sería tu vida, habiendo conseguido superar tu hábito de Procrastinación”

 

NOTA: quiero agradecer a mi amiga Judit, la aportación de su propia experiencia, fuente de inspiración en la elaboración de éste post.

7 opiniones en “¿Qué es la procrastinación?”

  1. Gracias a ti por no procastinar nunca las cosas que te impulsan a ser cada día más una gran profesional y mejor persona!, gracias a ti por jamás procastinar ese café o ese paseo que tantas veces hemos compartido!. Excelente artículo, sobre todo la parte de como resolverlo!, importante también la frase q tantas veces te he escuchado! La de pasa a la accion!… felicidades seguro ayudarás a muchos!…

    1. Gracias por seguirme, yo también procrastino algunas veces y cuando me doy cuenta que lo estoy haciendo, antes de que se me convierta en un hábito hago el ejercicio que les propongo a mis lectores y retomo los temas más organizada y con mejores resultados.

    1. Así es Luisa, pero he compartido unos pasos prácticos que yo misma hago, cuando me doy cuenta que empiezo a posponer. Utilízalos con regularidad y obtendrás resultados beneficiosos para tí. Gracias por participar dejando tu comentario

  2. Gracias Alejandra por éste fabuloso artículo, yo misma adolecco de procrastino sin saber, hasta ahora, conceptuarlo. Los puntos 5, 6 y parte del 7 me han hecho reflexionar y reconocerme….así que, amiga, seguiré tus consejos e indicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *